Con el VAE más de 3.000 empresas nacionales proveen al Estado

La Federación de Industrias del Metal (Fedimetal) y la Cámara Nacional de la Pequeña Empresa (Canape) respaldan que se prioricen las adjudicaciones de productores ecuatorianos, y defienden la aplicación del Valor Agregado Ecuatoriano (VAE). Su cálculo en cada procedimiento de contratación de bienes y servicios garantiza la justa competencia y preferencia de la producción ecuatoriana, como establece la Constitución.

El VAE se expresa en porcentajes e identifica cuál es el contenido nacional en cada bien o servicio: empleo, materia prima, partes y piezas, equipos, patentes o cualquier elemento que se use para producir en el país.

En 2015 el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) modificó los umbrales mínimos del VAE de 28 mil productos, estableciéndolos entre el 10% y 85%; con lo que se reconoce la diversidad y especificidad productiva nacional.

“Si queríamos saltar un techo de dos metros y medíamos 50 centímetros, era prácticamente imposible. Lo que se hizo es que el techo esté a 50 centímetros. Esto requiere un esfuerzo para llegar, pero eso hizo que los productores ecuatorianos logremos saltar el techo y seamos partícipes de la Compra Pública”, explicó Christian Cisneros, director ejecutivo de la Canape, quien destaca el beneficio que representa el VAE.

Hasta 2015 el cálculo del VAE se realizaba en atención a los criterios de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que no respondían a la realidad productiva del país.

Se aplicaba el 40% en bienes y el 60% en servicios. “Esto beneficiaba únicamente a los grandes importadores y élites económicas que no producían en el país porque era caro”, afirmó Cisneros.

Con esta lógica, 14 sectores quedaban fuera de la compra pública y ahora venden preferentemente al Estado: textiles, dispositivos médicos, muebles, equipos eléctricos y petroleros, productos metálicos, agrícolas, vidrio, de caucho, químicos, molinería, lácteos, metales comunes, cuero y papel.

Con los nuevos umbrales del VAE se evitó que $ 722 millones salgan en importaciones y permitió que USD 983 millones se adjudiquen a productores nacionales, protegiendo el empleo y fomentando las inversiones. Hasta el momento 3.964 empresas participaron en contrataciones por aplicación del VAE en el territorio nacional. Pichincha reporta la mayor cantidad de empresas adjudicadas, seguida de Guayas y Azuay (ver gráfico).

Según el Sercop, 20 instituciones estatales adquirieron la mayor cantidad de bienes y servicios ecuatorianos ofertados por empresas que recibieron la preferencia del VAE, entre 2015 y 2016, con una inversión cercana a USD 318 millones.

Una adecuada declaración del VAE evita posibles sanciones

El productor ecuatoriano que participa en un proceso de contratación debe declarar que el bien o servicio oferta un determinado VAE. El Sercop investiga si algún proveedor falsea la información para garantizar que se incentive a los productores ecuatorianos. En la verificación participan la Canape y Fedimetal.

Raúl Mendizábal, presidente de Fedimetal, respaldó el nivel técnico de la verificación. “Hemos insistido en que se clarifique a las empresas de una forma positiva y progresiva, imponiendo la calidad y el respeto al medio ambiente”.

La verificación, que se realiza de oficio por parte del Sercop se registra en el correo electrónico alerta@sercop.gob.ec y en las ventanillas de la entidad.

El director general del Sercop, Santiago Vásquez, indicó que en la investigación, que dura 30 días, se cruza información con el Servicio de Rentas Internas (SRI) y el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae).

La verificación que se ejecuta, incluso, identifica si hay insumos importados en el proveedor de la empresa que oferta al Estado. Es decir, es un rastreo minucioso de la cadena productiva.

Cuando se confirma la declaración errónea, la sanción se aplica de acuerdo con el monto del contrato al que la empresa presentó su oferta y se define la suspensión del Registro Único de Proveedores (RUP) en el lapso de 60 a 180 días, en los que la empresa investigada no podrá contratar con entidades públicas.

Si la entidad contratante se siente afectada puede declarar al proveedor como adjudicatario fallido o contratista incumplido, lo que suspende el RUP por 3 o 5 años, respectivamente.

La industria nacional produce con calidad

Fundireciclar es una empresa que se encuentra en la provincia de Pichincha y se dedica a la fundición de chatarra y distintos metales, desde 2000 se especializa en la elaboración de tapas de pozos y rejillas de alcantarillas. Es una de las industrias que han recibido la preferencia del Valor Agregado Ecuatoriano (VAE) y da cuenta del beneficio que significa.

“La competitividad que se ha generado en base a la calidad ha permitido que empresas como la nuestra se desarrollen”, manifestó Fernando Chávez, quien recuerda cómo la industria de la fundición del metal fue olvidada por largos años, pese a que entre el 80% y 85% de los componentes que usa en su producción son ecuatorianos.

“No podemos llegar al 100% porque los insumos que usamos son importados. La arena se trae de Inglaterra, las resinas y el catalizador se trae de China; las ferroaleaciones también se importan”, aseguró Chávez.

Agregó que la chatarra se toma en cuenta como materia prima de origen nacional, lo que permite que el VAE de Fundireciclar se eleve y forme parte del círculo virtuoso de quienes ya se han sintonizado con el cambio de la matriz productiva y energética en el país.

Para Michael Moreno, coordinador de Diseño, Desarrollo y Producción de Fundireciclar, la materia que usan hace la diferencia. “Usamos chatarra que compramos localmente y comprobamos que sea óptima para utilizarla en el proceso de fundición. No es cualquier chatarra la que ocupamos, debe tener ciertos parámetros para poder cumplir el objetivo”.

Hasta el momento, Fundireciclar cuenta con 33 trabajadores y, de acuerdo con sus representantes, la mano de obra es uno de los valores agregados con los que la empresa más aporta a la industria nacional.

“El 95% del personal que trabaja aquí es ecuatoriano. Solo uno de nuestros colaboradores es extranjero y viene de Colombia”, contó Moreno.

Describió la minuciosidad con la que se debe trabajar para la fundición de metales, proceso que necesita alta preparación profesional.

“Se requiere conocer de materiales y qué es lo que se hará con ellos. En este caso nosotros hacemos tapas de hierro nodular, para eso tenemos ciertos parámetros de lo que es el carbono, el silicio, el manganeso, el magnesio, componentes principales para llegar a formar esta aleación. Nos fijamos que la chatarra no tenga una cantidad muy alta de azufre, porque eso impide que se pueda nodulizar y se debe conocer las cantidades necesarias que se deben agregar de los otros componentes”, explicó el joven profesional que forma parte de la empresa hace tres años.

Fuente: El Telégrafo

Noticias Relacionadas

Produnoticias es un servicio informativo del Ministerio Coordinador de Producción, Empleo y Competitividad dirigido a productores, empresarios, emprendedores, artesanos, etc., donde podrán encontrar las principales noticias de interés generadas desde las instituciones públicas así como también información importante que se publica en la prensa nacional e internacional.

Av. La Coruña E 25-58 y San Ignacio
Código Postal: 170516 / Quito - Ecuador